Notificaciones
close

¿Encontrar trabajo sin experiencia? Sigue nuestros consejos

¿Acabas de salir de la carrera y aspiras a un puesto en el que piden experiencia previa? Descubre los aspectos a tener en cuenta para aumentar tus posibilidades de entrar en el mercado laboral. 

España es uno de los países que más experiencia requiere a la hora de conseguir un empleo. Y si te pasas cuatro años estudiando, haces dos de máster y lo único que te ha dado tiempo a hacer son unas prácticas de 6 meses… lo tienes chungo. O eso creías. Entrar al mercado laboral sin experiencia es posible. Te contamos qué pautas debes seguir.

Aunque la situación económica provocada por la pandemia del COVID-19 haga que sea un momento extraño para buscar curro, hay que ponerse manos a la obra. Sigue estos consejos para empezar a trazar tu camino hacia la vida del trabajador.

Hazte un Currículum memorable

A pesar de no tener experiencia, puedes resaltar tus cualidades en tu Currículum: no dejes de añadir los cursos que has hecho, premios ganados, voluntariados, soft skills (competencias y habilidades personales, sociales, comunicativas…) y hard skills (competencias y habilidades técnicas adquiridas durante tu experiencia o formación).

Además, debes evitar los típicos errores que podrían mandar tu Currículum a la papelera: faltas de ortografía, desorden, poca capacidad de síntesis, información falsa… Presta atención a tu presentación y procura pedirle a un amigo o compañero que le eche un vistazo a tu CV para detectar posibles fallos que tú hayas pasado por alto.

Acompañando a tu Currículum, deberás incluir una carta de presentación en la que cuentes quién eres, cuáles son tus puntos fuertes y por qué quieres trabajar en esa empresa. La carta debe ser personalizada. De nada sirve que envíes la misma a todas las empresas: tienen que pensar que les estás dedicando tiempo y que realmente tienes razones para querer trabajar ahí.

Prepárate la entrevista como si fuera un examen

Aunque no tengas mucha experiencia laboral en tu Currículum, eso no quiere decir que no puedas bordar la entrevista. Una buena actitud y estar muy motivado serán las claves para conseguir un trabajo sin experiencia previa. Siéntete seguro de ti mismo y no dejes que los nervios te la jueguen.

Debes saber que hay algunas preguntas trampa que tienen ya unas respuestas válidas. Investiga todo tipo de entrevistas, anticípate y lleva los deberes hechos de casa. Que no te pillen en la típica pregunta de “¿dónde te ves dentro de 5 años?”. Has venido a ganar, y se tiene que notar en tus respuestas.

Networking: trabaja tu red de contactos

Prepárate para crear una amplia red de contactos que te abra las puertas de tu futuro empleo. Busca personas que puedan ayudarte de algún modo a conseguir tu propósito y, una vez localizadas, escríbeles. Lo ideal es un mensaje personalizado en el que hables con honestidad. No tengas miedo a decir que buscas trabajo y no tienes experiencia. Piensa que todos han pasado por esa situación para llegar a donde están ahora.

Contacta a reclutadores y empresas de selección de personal. Investiga en LinkedIn perfiles de reclutadores que te parezcan interesantes para el trabajo que estás buscando y ponte en contacto con ellos. Sin atosigar, estableciendo un filtro para encontrar siempre a aquellos que se encargan de la selección de personal. 

Demuestra que puedes adaptarte al teletrabajo

Cada vez hay más ofertas de empleo que incluyen el remote friendly, lo que quiere decir que no estás obligado a ir a la oficina, sino que puedes currar desde donde te dé la gana. No obstante, no todo el mundo se adapta al teletrabajo de un momento a otro: la organización del tiempo y el espacio es diferente.

Por eso no está de más que aproveches este periodo de búsqueda de empleo como prueba. Demuéstrate que eres capaz de organizarte y cumplir los objetivos bajo cualquier circunstancia y evalúa tu progreso. En una entrevista, sé específico sobre cómo planificas tus horas en el teletrabajo.

No esperes a que salga la oferta, éntrale a las empresas

¿Por qué nos hemos acostumbrado a que sea la empresa la que busca el perfil? Igual que las empresas contactan con los candidatos, tú puedes entrarle directamente a la compañía de tus sueños, hablándoles de tu talento, creándoles una necesidad y llamando su atención. 

Haz una lista con las empresas que más te gustan y en las que te ves currando. Te recomiendo que no sea muy larga para no agobiarte. Con 5-10 estará bien. Después, elabora una estrategia para cada una: estúdialas, revisa las debilidades que crees que hay y piensa qué podrías hacer tú para mejorar la empresa. Incluso si te curras un pequeño proyecto para enviárselo, mejor que mejor.

También estaría bien que stalkearas en LinkedIn a los que trabajan en el que sería tu departamento y pídeles feedback antes de enviar tu candidatura. Así verán que le has dedicado tiempo y ganas. Que no te dé vergüenza. No serás el primero ni el último que consigue un trabajo a base de echarle cara.

Trabaja tu marca personal

Una web molona, un portfolio atractivo, un perfil de LinkedIn actualizado… Las empresas no solo se fijan en lo que dices, si no en lo que muestras y en lo sólida y trabajada que esté tu marca personal. Dependiendo del tipo de empleo que aspires puedes trabajar tu marca personal de una forma u otra. Por ejemplo: un periodista puede crear su propio blog, un programador su propia web, un diseñador gráfico puede crear un portfolio potente… 

Recuerda que puedes demostrar que eres buen profesional de muchas formas sin hablar de tu experiencia laboral.

Prepara tu perfil profesional con lo que el mercado esté pidiendo

Desgraciadamente, en la universidad no aprenderás todas las habilidades que las empresas requieren. Para especializarte en un campo determinado, es importante que acompañes tu búsqueda de curro con una formación en cursos o seminarios de interés. Los reclutadores valoran a las personas autodidactas y con ganas de aprender.

El proceso de buscar empleo también te ayudará a saber por qué sectores prefieres moverte o a qué sueldo aspiras. Anímate a aprender cosas nuevas que te acerquen a tu objetivo y no tengas miedo de moverte por nuevas áreas de conocimiento que puedan ayudarte a pulir tu perfil profesional.