Notificaciones
close

Todo lo que necesitas saber sobre la cláusula COVID en los pisos de estudiantes

La pandemia del COVID-19 sigue causando incertidumbre en todos los aspectos de nuestra vida: trabajo, viajes, salud (obviamente), movilidad, estudios… Y también nos hace plantearnos dónde y cómo viviremos ante un posible futuro confinamiento: ¿qué hago con el alquiler si tengo que dejar el piso por el estado de alarma? Ante un nuevo confinamiento, el colectivo de estudiantes es el más vulnerable en cuanto al alquiler, sobre todo aquellos que se mudan a una nueva ciudad para cursar sus estudios.

Durante el confinamiento que empezó en marzo de 2020 se produjo una fuga tremenda de estudiantes que tuvieron que dejar sus pisos de alquiler para volver a sus viviendas familiares. En ese momento se produjo un conflicto, ya que los estudiantes no querían seguir viviendo de alquiler pero no había manera de volver para hacer la mudanza, así que los propietarios no podían alquilar de nuevo los pisos. Cuarentena life. 

La incertidumbre ha impulsado la aparición de una cláusula especial para una situación tan extrema como lo es una pandemia: la cláusula COVID. Ahora se podrá incluir un anexo en el contrato de arrendamiento para que tanto el inquilino como el propietario acuerden unas condiciones en caso de que se decrete un nuevo confinamiento.

¿En qué consiste la cláusula COVID?

Para evitar que se repitan los conflictos entre arrendador y arrendatario en caso de que vuelva el estado de alarma, es más que recomendable incluir un epígrafe que incluya cómo se actuaría ante esta situación. Esto ayudará a aclarar el mayor número de dudas que puedan darse en el futuro. 

El sector de la vivienda propone unificar en este anexo las condiciones por ambas partes. En los contratos de alquiler a los estudiantes, los inquilinos podrían cancelar el contrato de manera repentina sin penalización alguna en caso de un nuevo confinamiento. Eso sí, serán los inquilinos los que tengan que hacerse cargo del traslado de sus enseres o del pago a un servicio de paquetería para dejar el piso vacío y que el propietario pueda volver a alquilarlo.

Además, también se puede incluir en la cláusula COVID que las partes se comprometan a hacer una rebaja de un porcentaje que acuerden (por ejemplo, un 50%) para asegurar que el arrendador siga teniendo ingresos en un momento en el que puede ser complicado volver a alquilar la vivienda.

¿Cómo incluirla en el contrato?

Antes de firmar el contrato de alquiler, arrendador y arrendatario tendrán que valorar las circunstancias específicas (qué haría el inquilino ante un nuevo confinamiento, su solvencia económica, la búsqueda de inquilinos alternativos…) para decidir si se incluye la cláusula COVID en el contrato de alquiler y bajo qué condiciones.

Lo más razonable es que se repartan entre inquilino y propietario las desventajas que un nuevo estado de alarma traería consigo. Lo que aconsejamos: que la redacción de las condiciones sea precisa, que se detallen todos los posibles escenarios y, si fuera posible, que lo redacte un abogado para que no haya problemas de interpretación. 

📣 ¡Atentos al próximo post! Probaremos diferentes técnicas para ser más productivos y os contaremos qué tal. No os lo perdáis. 👌